Versión para impresiónEnviar por correo electrónico
Fuente: 
Ámbito Jurídico
Las constantes modificaciones que sufre la reglamentación de la contratación estatal en el país conducen a la inseguridad jurídica.
Según el Consejo de Estado, los constantes cambios normativos en la contratación pública evidencian una débil estructuración de la política pública en materia contractual, lo que fomenta la inseguridad jurídica.
Lunes, Noviembre 10, 2014
No destacar
Imagen exterior de la fachada principal del Consejo de Estado

La sección Tercera del Consejo de Estado negó la nulidad de ciertas disposiciones del Decreto 66 de 2008, el cual reglamentó parcialmente la Ley 1150 de 2007 en relación a las formas de selección del contratista del Estado y, la publicidad y selección objetiva en la contratación pública.

Principalmente la sala resaltó que el Decreto 66 de 2008 fue derogado en gran parte por el Decreto 2474 de 2008, y éste fue derogado en su totalidad por el Decreto 734 de 2012, el cual a su vez también fue derogado por el Decreto 1510 de 2013. Situación que permite constatar una “débil estructuración de la política pública en materia contractual, lo cual incrementa los riesgos de corrupción”. Dado que los constantes cambios y derogatorias de la normatividad referente a la contratación pública llevan al aumento de la inseguridad jurídica, a la obstrucción de estudios doctrinales que guíen su aplicación y, al menoscabo de los intereses y necesidades de la sociedad.