Versión para impresiónEnviar por correo electrónico
Fuente: 
Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI)
Alerta sobre bajos índices de ejecución en el Distrito: Cámara Colombiana de la Infraestructura.
El Observatorio de Contratación de la Cámara Colombiana de la Infraestructura alerta sobre los alarmantes desembolsos presupuestales que se han realizado este año para desarrollar obras relacionadas con el sector de movilidad de la capital del país.
Martes, Diciembre 16, 2014
No destacar
Imagen del Edificio de la Cámara Colombiana de la Infraestructura

Según el Observatorio de Contratación de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), son alarmantes los índices en materia de ejecución presupuestal de las entidades que conforman el sector de movilidad de Bogotá (Secretaría de Movilidad, Unidad de Mantenimiento Vial e Instituto de Desarrollo Urbano –IDU–) durante lo transcurrido del año 2014.

El observatorio sostiene que al 31 de octubre las autorizaciones de pago del sector de movilidad de la capital no superan el 3% de los recursos asociados al programa de Movilidad Humana. “La entidad más crítica es el IDU, que cuenta con presupuesto disponible de $1.6 billones de pesos, de los cuales ha comprometido $436 mil millones, pero de estos sólo ha pagado por obras ejecutadas $15 mil millones que corresponden al 0,93% de la vigencia”.

Asimismo, para el observatorio es preocupante la ejecución presupuestal de las 20 alcaldías locales que tienen bajo su cargo la malla vial local, la cual equivale al 55% de toda la red de vías de Bogotá. Hasta el 31 de octubre de este año los pagos de obras de movilidad con cargo al presupuesto 2014 sólo llegan al 9,6%, esto es, $28 mil millones de pesos de un total de $297 mil millones de pesos.

Por último, Jorge Marín, Vicepresidente de la CCI, sostiene que “es desalentadora y frustrante la gestión de la actual administración central y la de sus localidades en el sector movilidad. El Plan de Desarrollo previó inversiones para cuatro años en infraestructura para la movilidad de $15 billones de pesos. Se aprobaron modificaciones al cobro por valorización y se aprobó un cupo significativo en endeudamiento. Así las cosas, se demuestra que el problema no era de recursos sino de incapacidad gerencial”.

Documentación de Interés: